Blogia
Comisión de Apoyo por Tierra

CONCENTRACIÓN Y MARCHA

Se realizó hoy una concentración en la "Plaza Libertad" de Montevideo con posterior marcha hasta la sede de la Asociación Rural del Uruguay, quedando demostrado el amplio apoyo que tienen los ocupantes de las 36 hectáreas de tierra en Bella Unión.

Jorge Rodas, representante de los tes sindicatos  que aoyan la ocupación (UTAA - APAARBU - SOCA)tuvo a su cargo la lectura de una proclama cuyos terminos se dan a continuación:

POR LA TIERRA Y CONTRA LA POBREZA
 15 de febrero de 2006
 
A un mes  de haber tomado la medida de ocupación de dos fracciones del INC en Bella Unión, nos mantenemos firmes en la convicción de que la tierra tiene que estar en manos de quienes la trabajan, como medio para combatir la pobreza y dignificar al trabajador rural. En estos 30 días hemos tenido triunfos y dificultades, ataques de todo tipo, pero también apoyo y solidaridad de un pueblo que se está movilizando.
                  La lucha es contra la concentración de la tierra en pocas manos y contra la pobreza, no es contra el gobierno. Estos mismos que concentran la tierra y explotan al peón rural, nos acusan de  violación al derecho de propiedad, pero se olvidan del derecho al trabajo, al bienestar, a la protección de los derechos humanos, que también están consagrados en nuestra Constitución,     por esto rechazamos  la posición histórica de la Asociación Rural del Uruguay, responsable del atraso histórico de este país, la oligarquía terrateniente que públicamente está pidiendo un “desalojo ejemplarizante”.
 
Para nosotros es un DELITO del sistema ver niños pasando hambre, padres y madres de familias desesperadas, que se desmoronan por la falta de trabajo y oportunidades, así como es un delito que se explote al peón rural sin limitación de la jornada. Por eso rechazamos la posición de la ASOCIACIÓN RURAL que reafirma que es un delito tomar una tierra para producir y se opone a acordar la jornada de ocho horas para el trabajador rural en los Consejos de Salarios.
Para nosotros es más delito esta explotación que viola los Convenios internacionales de la OIT, así como es una injusticia terrible tener una tierra ociosa, sin que nadie la trabaje, disponible a los especuladores o al gran capital, cuando hay hambre y necesidad. No podemos permitir que los trabajadores rurales desocupados y sin tierra, sigan engrosando los cinturones de miseria de las ciudades.
 
               En nuestro caso no hay usurpación violenta, cuando hemos mantenido instancias de diálogo con las autoridades del INC y el MGAP, para conseguir tierra pa’trabajar para las familias de los trabajadores rurales de Bella Unión. El Estado de Derecho también nos protege a nosotros, sino ya nos hubiesen desalojado. Hasta ahora la Justicia no consideró
 delito la ocupación de la tierra, porque hemos justificado debidamente el estado de necesidad de nuestra gente, y el legítimo reclamo de trabajar una tierra que es del Estado, de todos los ciudadanos.
               La Asociación Rural en su comunicado del 25/01/2006 manifiesta textualmente que :
 
“preocupan expresiones oficiales que en la búsqueda de una solución al conflicto, invocan la disponibilidad de tierras promoviendo así el mal ejemplo
 de  que para obtener soluciones haya que recurrir a la fuerza o al despojo. Es como si en el medio urbano se aceptara como normal que un ciudadano aspirante a una vivienda del BHU, y ante la demora por su entrega, invada una vivienda desocupada”.
              
 
               Nosotros, trabajadores rurales, asalariados y zafreros, desocupados y pequeños productores reclamamos al gobierno más tierra, para combatir el hambre y la pobreza. Si el gobierno entrega más tierra a los trabajadores, a partir de nuestra medida de lucha, estará cumpliendo una obligación con ciudadanos, así como estaría cumpliendo un compromiso histórico con el pueblo. Como el mismo Ministro Mujica lo ha manifestado en la ASOCIACIÓN RURAL, se estaría dando la posibilidad de tener experiencias de trabajo al servicio de la sociedad “sin explotados ni explotadores”, creando cooperativas de trabajadores.
El mismo señor Mujica no visitó nunca la ocupación de tierras en Colonia España. En la reunión del día 2 de febrero, realizada en la ciudad de bella unión (a las 17:00 horas en el local sindical del soca), luego de escuchar el planteo de los trabajadores de bella unión y pequeños productores rurales, el sr. Ministro tomó la palabra en la mencionada reunión intersindical sin dar ningún tipo de respuesta o contestación a los temas concretos que le fueran presentados, por el contrario se dirigió a los participantes en la reunión de forma agresiva, atacándolos por el problema de la tierra.
Los sindicatos de trabajadores de las agroindustrias de la zona plantearon diversas problemáticas: las dificultades de CALVINOR con un futuro incierto, el  caso de Green-Frozen (planta de congelado de hortalizas) amenazada por la expansión del monocultivo de la caña que desplaza el área de los cultivos de hortalizas y generando mayor desempleo, entre otros. En el planteo de los representantes de los sindicatos ocupantes en Colonia España (SOCA, APAARBU, UTAA), luego de historiar la crisis de las agroindustrias locales y la lucha de los sindicatos en la defensa de las mismas y del  trabajo digno en bella unión, se planteó  las problemáticas del desempleo, la zafralidad  y la exclusión de los pequeños productores desde el primer momento del proyecto de ampliación de la caña.
También se enumeraron las tres exigencias centrales que se definieron como urgentes por las asambleas de los tres sindicatos, por  las reuniones previas de la intersindical local y respaldada por la mesa representativa nacional ampliada del pit-cnt del 31 de enero (reunida en montevideo): creación de un órgano de participación directa de los sindicatos en la planificación del desarrollo local y en Alur, convenio colectivo tripartito para los cortadores de caña y recolonización agraria en bella unión.
Luego de estas aclaraciones, los ocupantes reafirmamos que la medida tomada no se realiza contra el gobierno, la ocupación es contra la concentración de la tierra y contra la pobreza, no contra el gobierno. No podemos permitir que se reste importancia  a la medida y al reclamo de “tierra”, diciendo que la ocupación es “un palo en la rueda” al proyecto del gobierno. Los que realmente boicotean y ponen obstáculos a este proyecto son los que en la zona han sido los privilegiados de siempre, que han chantajeado al gobierno, que siguen recibiendo créditos del ministerio de ganadería para ampliar el cultivo de caña  (y entre otras cosas venden las órdenes de combustibles y fertilizantes que están recibiendo).
La sociedad de Bella Unión tiene suficientes organizaciones como para aportar a un proyecto de desarrollo como el que se plantea, y muchas veces los funcionarios y técnicos venidos de montevideo desconocen la realidad local  y tratan de imponer soluciones que a nuestro entender repiten vicios que hundieron a la zona en una profunda crisis social y productiva. Por  estas razones se plantea que se le de a las fuerzas sociales organizadas (productores, trabajadores, sociedad civil, etc.) Participación en el diseño y ejecución en los proyectos de desarrollo para la zona.
Estas son las respuestas de la sociedad movilizada de Bella Unión. Sociedad que ha planteado permanentemente dialogar, pero que no encontró respuesta en la actitud destemplada de Sr. Ministro, que promete atender los reclamos, pero que en realidad no los considera.
 Si esta ocupación fuera “una pavada”  no hubiera generado el hecho político que generó, y el respaldo de los compañeros de clase, y de los que votaron por un cambio.
 
Bella Unión no es el ombligo del mundo, no escapa a los problemas socio-económicos del resto del país. La sociedad ha volcado sus esfuerzos en apoyar la agroindustria  de la zona, y la deuda con la sociedad es inmensa. Por eso decimos claramente que ese esfuerzo no terminó en beneficio de los trabajadores, sino que terminó en beneficio de un puñado de privilegiados, que hoy siguen prendidos a la teta del Estado.
Los que no estamos protegidos en Bella Unión por el Estado somos los trabajadores, al igual que muchas realidades del país. Cuando se conquista un derecho como la Ley sindical o se contempla la ocupación de los lugares de trabajo como medida de lucha legítima de los trabajadores, saltan los grandes empresarios a defender sus privilegios de clase y a negar derechos humanos fundamentales, como los de expresión y reclamo ciudadano.
 
En esta línea está la ASOCIACIÓN RURAL, cuando declara en el mismo comunicado:
 
    “no compartimos la ocupación de los locales de trabajo por sus Trabajadores, ya que son también violatorias del derecho de propiedad. Sin  embargo es necesario aclarar a la ciudadanía que la situación de despojo sucedida en Bella Unión, no tiene relación alguna con reclamaciones de derechos laborales y/o sindicales entre trabajadores y empleadores. Quienes se introdujeron ilegalmente en dicho predio, ni son empleados del  legítimo ocupante, ni tienen relación alguna con el mismo ni con la actividad desarrollada en dicho inmueble. Por lo tanto no comprendemos la Intromisión de la central sindical en los  hechos de referencia”.
 
               Frente a estas declaraciones de la ASOCIACIÓN RURAL, compañeros, nosotros sostenemos que  los conflictos tienen orígenes bien claros: la mezquindad de los  empresarios, en la persecución sindical, en la negación de los derechos laborales y en las situaciones de explotación que soporta nuestra clase. La Central Sindical nos apoya porque entiende que nuestros justos reclamos los realizamos como trabajadores rurales, que
 formamos parte de la clase trabajadores. Los tres sindicatos ocupantes pertenecen al PIT-CNT, incluso los pequeños productores son parte de la UNATRA (Unión Nacional de Asalariados, Trabajadores Rurales y Afines), entonces ¿por qué cuestiona la ASOCIACIÓN RURAL el apoyo de la Central?.
               Los trabajadores rurales de Bella Unión sostenemos que nuestra ocupación tiene mucho que ver con las ocupaciones de los lugares de trabajo. La Constitución afirma que  tenemos el derecho y el deber de trabajar, y hemos ocupado una tierra que es del mismo Estado para ejercer nuestro derecho a trabajar, por lo tanto el trabajo en la
 tierra y la tierra para el que trabaja están protegidos por nuestras leyes.
 
Para ejercer nuestro derecho al trabajo necesitamos políticas de tierra y de trabajo que mejoren la distribución del ingreso. El Uruguay Productivo no puede empezar solamente haciendo crecer la torta, hay que repartirla mientras crece. El crecimiento es solo crecimiento, pero no es desarrollo. Que en Bella Unión aumente el área de caña, no quiere decir que se reparta más o menos justamente los beneficios que esto trae. No pretendemos , como dicen algunas autoridades, crear de un día para el otro la “república socialista de Bella Unión”, lo que queremos es repartir mejor los beneficios entre los que siempre han sido postergados. Queremos desarrollo no solo crecimiento, queremos distribución, reparto de la torta y no solo las migajas. Y esto pasa por la tierra y por el trabajo,  por la justicia y no por la caridad. Sabemos que con voluntad política y coraje se puede distribuir el ingreso de los ciudadanos, de Bella Unión y del país entero, la riqueza que producen nuestras manos.
La ASOCIACIÓN RURAL dice en su comunicado que
 
“la seguridad jurídica es un patrimonio nacional que todos debemos preservar, y se constituye en factor fundamental para el desarrollo económico y social de nuestro país”.
 
Nosotros decimos  que si nuestras leyes son un patrimonio nacional,
que ellos también las respeten y acepten que se reconozca el derecho de los de abajo, que  este es el tiempo de los trabajadores.
               Si hay justicia, si hay trabajo que no
 tienen que tener miedo     estos empresarios del agro del “peligro de la propagación de hechos similares”  (como dice la ASOCIACIÓN RURAL), pero mientras que haya un hijo de un trabajador rural semi-ocupado, pasando hambre vamos a seguir pidiendo tierra y luchando por dignidad.  Como decimos siempre con el hambre no se negocia.
               La ASOCIACIÓN RURAL
 dice que “confia en nuestra justicia” y nosotros decimos que si hay justicia la tierra será de quién la trabaja.
 
¡Toda la tierra al servicio de los trabajadores y del pueblo!
¡La pobreza no se soluciona con limosnas!
¡Viva la ocupación!
SOCA -APAARBU- UTAA
 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres