Blogia
Comisión de Apoyo por Tierra

EL GRITO QUE VIENE DEL NORTE

EL GRITO QUE VIENE DEL NORTE “Que nadie escupa sangre
para que otro viva mejor”
 
Extracto de un mensaje radial emitido en Bella Unión  por el  presidente de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (Utaa), Luis Carlos López.
 

Nosotros queremos que la tierra sea verdaderamente para el que la trabaja. En Bella Unión sabemos que la repartida de tierra ultimamente se ha hecho a dedo, se ha hecho por amiguismo político.  Ahora viene todo un proyecto sucroalcoholero para la zona y debe quedar bien claro que nosotros los trabajadores fuimos los que defendimos el proyecto sucro alcoholero y lo vamos a seguir defendiendo pero con propuestas para el trabajador.

Nosotros venimos quedando afuera de este proceso. El otro día los peludos de la caña fuimos a cobrar un seguro de paro de 700 pesos y había productores del nuevo proceso de la industria azucarera que levantaban 400 dólares por hectárea para empezar a plantar caña en otoño. ¿ Y dónde está el cambio?

Cuando cooperativas de trabajadores y pequeños productores presentamos proyectos al Ministerio de Ganadería , el requisito más grande que nos pusieron era la tierra, el número de padrones donde nosotros teníamos tierra. Y tierra es lo que los peludos no tenemos.

Aquí los peludos y la gran mayoría de los trabajadores de  fábrica tenemos trabajo sólo durante la zafra, que dura dos meses. Los otros diez meses del año tenemos que vivir de changas, trabajando en negro. Por eso necesitamos tierra para plantar y vivir durante todo el año. Y los pequeños agricultores también necesitan tierra porque la poca que tienen no les da para vivir.

Esta ocupación no es contra nadie. Aquí no se está jugando nada políticamente. Ningún grupo político nos vino a manejar. Aquí no tenemos bandera política. Sea el gobierno que sea poco va a cambiar la cosa si nosotros no nos organizamos y no peleamos por nuestras reivindicaciones. Nuestro sindicato defiende mucho lo que es el salario de los trabajadores, pero nuestra preocupación de fondo es qué hacemos cuando no tenemos trabajo y creemos que la herramienta más importante es la tierra, pero la tierra con recursos, como le dan a los grandes capitalistas.
Nosotros no queremos sólo la tierra. Queremos que la tierra vaya acompañada de vivienda para nuestros hijos, de salud para nuestros hijos. Queremos que nuestros hijos tengan un estudio decente, que puedan ir a la Universidad como van los hijos de los ricos. No nos pueden tirar sólo con la tierra porque no nos vamos a quedar quietos. Aquí tiene que haber un acompañamiento de políticas productivas y sociales, que el Estado se preocupe verdaderamente por los que estamos acampados y por los que no están acampados pero tienen las mismas necesidades que tenemos nosotros.   No nos olvidamos de las viejas reivindicaciones que nos dejó el Bebe Sendic. Queremos que la tierra sea para quienes la trabajan, queremos generar trabajo.    
No queremos que se sigan beneficiando los que hundieron la industria azucarera. Defender a esta industria nos costó vidas, compañeros. ¿Cuántos gurises murieron de hambre en Bella Unión? Nos costó salarios, nos costó perder puestos de trabajo. No llegaremos a un cambio de país haciendo lo mismo que se hacía antes. No queremos eso. No somos malos, pero queremos que nos den una respuesta a los de abajo.
 Queremos que nuestras familias tengan un estudio decente, que los gurises coman al mediodía en las casas junto con nosotros y no tengan que ir a comer a un comedor municipal, que los gurises no estén dentro de un plan de emergencia que lo único para lo que nos sirve es para quedar quietos. No. Tiene que haber respuesta para la gente y eso es lo que estamos exigiendo con esta lucha. Que aquí nadie escupa sangre para que otro viva mejor.
 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres