Blogia
Comisión de Apoyo por Tierra

"TIERRA PARA CONSOLIDAR LA CULTURA DEL TRABAJO"

"TIERRA PARA CONSOLIDAR LA CULTURA DEL TRABAJO" Gladys Susana Olivera es la presidenta de la Asociación de Pequeños Agricultores y Asalariados Rurales de Bella Unión (APAARBU), una de las tres organizaciones que de común acuerdo ocuparon tierras en esa ciudad del norte uruguayo.

 

Olivera define a APAARBU como un colectivo de productores que muchas veces se ven obligados por la necesidad a dejar sus chacras para ir a ganarse el pan en tierras ajenas.

En efecto, fundada a principios de 2005, APAARBU agrupa a pequeños productores que deben complementar sus ingresos con trabajos o changas fuera de sus predios, explica.

“ En nuestra asociación hay propietarios de chacras chicas y arrendatarios de parcelas que no alcanzan a una hectárea y en algunos casos ni a media hectárea. Con ese problema de escala, no se obtiene lo necesario para vivir”, señala.

 

“Por eso necesitamos tierra”, subraya Olivera, quien acompañó, el pasado 15 de enero, la ocupación de 36 hectáreas fértiles pero abandonadas, ubicadas en el paraje Colonia España.

 

La ocupación, decidida en conjunto por APAARBU, la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas (Utaa) y el Sindicato de Obreros de Calnu Artigas (SOCA), no responde a los intereses de grupos políticos ni tiene otro objetivo que obtener tierras para trabajar, afirma Olivera. 

 

La participación de los agricultores chicos en el cultivo de caña de azúcar es uno de los temas que integra la plataforma de APAARBU. Por ejemplo, una de sus demandas es que se contemple la situación de las familias que aspiran a que Colonización les adjudique tierras para plantar caña.

 

APAARBU señala que para esa adjudicación se debe considerar la entrega de áreas rentables y sustentables y tener en cuenta como principio rector la necesidad de cada grupo familiar.

 

Olivera subraya que la situación que sufren los pequeños agricultores nunca fue debidamente atendida por las autoridades, no obstante las intensas gestiones realizadas por APAARBU.

 

Las reivindicaciones de APAARBU están centradas, como las de Utaa y Soca, en la democratización de la tenencia y el uso de la tierra, condición que considera indispensable para construir un nuevo país y una Bella Unión “más productiva y más justa social y económicamente”.

 

Olivera añade:

 

“APAARBU agrupa a familias que están acostumbradas al esfuerzo.

 

Lo que queremos es lograr una vida digna, que nuestras familias puedan construirse un futuro mejor radicadas y produciendo en sus predios. Nuestra  vida está basada en la cultura del trabajo y por eso estamos pidiendo tierra para trabajar”.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres